sábado, mayo 12, 2007

Antes del día de la madre

Como mañana es el día de todas las buenas madres, subo esto hoy para que no piensen que es un atentado contra las mamis.

Es usual escuchar a los padres decir que cuando los niños son pequeños no piensan las cosas que dicen ni las que hacen; pero, de igual manera, los juzgan como buenos o malos y los castigan o los premian, según el caso.

Son esas cosas inconsecuentes que dicen los "adultos". Pareciera que muchos reproducen hijos inconcientemente y que son incapaces de asumir la responsabilidad en la formación de su hijo. Entonces, nada mejor que decir que todo es reponsabilidad de la infancia, de la televisión, de la escuela, de la mala educación, de los profesores, de los otros compañeritos de su hijo y bla, bla, bla, ¡Pamplinas!

La actitud de un niño responde a su referente más cercano: los padres. Y ahí está lo más difícil de ser madre o padre: ser un buen modelo presente en la formación de un pequeño. A veces, cuando tengo mis malos días, pienso que ya no deberíamos reproducirnos, nunca seremos modelos imitables. Otras veces pienso que si tomaramos conciencia de lo que significa un buen referente, habría un cambio profundo en todos los aspectos de la sociedad .

Lejos una de las decisiones más importantes y difíciles en la vida de una persona es ser madre o padre, no obstante, también debe ser la experiencia más bonita y enriquecedora de la vida.

2 Comentarios:

Blogger Amaru dijo...

Como todas las cosas importantes, ser padre es difícil, y quizás allí radique su valor.
En eso del referente concuerdo. Eso si, no creo que pueda existir un cierto canon, sino que todo está determinado por el actuar de los padres.

Saluditos

mayo 12, 2007 10:30 p. m.  
Anonymous Angelique dijo...

Uyyy me encantó el último párrafo
Saludos, Fabi ^^

mayo 14, 2007 12:21 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal