domingo, agosto 12, 2007

Amor


Hablamos de amor tan ligeramente... como si fuera ajeno a nosotros, como parte del destino o la suerte, como algo inexistente, casi incomprensible e irracional.

¿Acaso el amor es un tema romántico que no va con nuestros tiempo, que ya es tonto y prescindible?

No será eso lo que nos falta...
La frustración de no tener amor, de haberlo perdido o de creer que nunca lo hemos tenido está manifiesta en cada concepción de amor. Pareciera que la lejanía de la felicidad ciega nuestros pensamientos. La aparente imposibilidad de encontrar amor nos deja sumidos en un silenciosa soledad, desolados frente a la adversidad y desesperanzados ante tantas ilusiones rotas.

Y, sí, el amor cuesta, el amor no está en una despensa esperándonos, menos, vendrá solo.

Al amor hay buscarlo, tomarlo, disfrutarlo y llevarlo a quien lo necesita. El amor está en mí, está en ti. Vive y nació en cada alma, en cada ser vivo. Está en nuestros sentimientos y en la naturaleza. El amor es vida.
El amor está en cada amanecer, está en la lluvia, en la brisa del mar, en una flor, en los ojos de cada animal, en el sonido de una vertiente, está en cada alma de este mundo. Está en nuestras manos y en nuestra mente.
Debemos dedicar cada palabra, cada acción cotidiana, cada lágrima y cada sonrisa al amor. Está en ti, vivo, latente y apasionado. El amor, hoy, tiene unas ganas desesperadas de salir por cada poro de tu piel, en tus suspiros, en tu respiración.
Quiero sentir tu amor, quiero que me hables de felicidad, de esperanza, de alegría, de penas y frustraciones. Háblame de ti, habla, saca todo lo que te aleja de mí. Dime qué esperas de la vida. Goza y disfruta haciéndome bien, haciéndome reír. Regálame amor, aquí estoy. Dame luz en este mundo que hemos dejado opacar.
Hablemos de la vida, aprendamos, enséñame, entrégame amor que es aún -y siempre- lo que podremos rescatar de este terrible vacío que sentimos.
Yo también quiero amarte, ya no quiero esperar más.

Estamos acostumbrados estúpidamente a esperar la felicidad, esperamos y esperamos... esperamos amor, felicidad, ilusiones... al final ahí estás donde mismo te quedaste.

Cada mañana he deseado tener un buen día, vivo mi maldita rutina, vivo sin mayor cambio, todos los días me parecen iguales, hoy fue igual que ayer y ahí- aquí estoy, esperando que del cielo llegue "algo" que me haga feliz... pero, no, pareciera que aquí no hay nada... sola vivo entre mis mañanas y días sin mayor cambio que el anterior.

Hoy fue un día como todos, pero, al menos, me di cuenta que lo que esperaba es amor y ahora que lo tengo espero vivirlo como nunca lo he hecho.

5 Comentarios:

Blogger Amaru dijo...

Te amo, amiga.
Ojalá alguien te ame como parejita y te haga feliz. Te lo deseo de todo corazón.

agosto 12, 2007 9:56 p. m.  
Anonymous Heidy dijo...

ey de q me perdi???? jajaj espero q si encontraste lo q tanto deseabas estes feliz...pues que mas puedo desearle a una de mis grandes amigas...cuidateeee y ya sabes vive cada instante como si fuera el ultimo

agosto 13, 2007 11:15 a. m.  
Anonymous Angelique dijo...

Fabi, quisiera postearte algo más surgido de lo que escribiste, pero tengo mucho sueño...

sólo me alegro de que estés experimentando amor, está todo acá, esperando a ser descubierto...

=) jijiji
muy lindo tu texto
chau chau chau
en verdad que me pone muy contenta tu último párrafo.

agosto 15, 2007 12:13 a. m.  
Anonymous Rodrigo dijo...

El amor, imposible e incompetente sería que quisiese definirlo, pero que gratas sensaciones trae al ser, qué fácil es enumerar las características q produce en nosotros...si hasta parece que escribieramos así en bonito como tratando de cautivar a nuestros lectores...nahh...es solo la espontaneidad....lo hermoso del ser, del sentimiento, que revela todas nuestras sensibilidades, una especie de conformidad con uno mismo por el hecho de experimentarlo... una vez que dejas de experimentar esta sensación, puxa q hace falta, ese vacío que carcome como de a poquitito y te consume y te evita liberar ese sentimiento, este tú mismo que desborda calorcito, ternura, pasión, comprensión, amistad, capacidad de querer, miradas ensoñadoras y bla bla bla ...en fin cuando te amas, cuando amas la vida, amas el día, la noche, la capacidad de sonreir, de emocionarte, de asombrarte...son solo experiencias reconfortantes indescriptibles...que sólo hay q vivirlas y sentirlas...

....con este aweonado discurso....quiero concluir diciendo...no olvidemos que todas estas emociones, capacidades y cualidades están en cada uno de nosotros...pero por algún raro jueguito lo olvidamos....esa será la gracia del hombre??? quien sabe??


saludos fabi, que estés bien

agosto 17, 2007 2:31 a. m.  
Blogger Fabrizio dijo...

Que cosa más cargada de clichés absolutamente inprescindibles para vivir. Dale, que todo sigue.

septiembre 21, 2007 4:30 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal