viernes, octubre 23, 2009

Me voy

Ya no quiero más cartas sin entregar, cartas de despedida ni cartas de tristezas en silencio. No quiero huir más. Así que me voy para elegir la vida que quiero para mí.

Nuevamente, tuve dos caminos. Los mismos de siempre; los mismos con los que ya he luchado y me han vencido. Nuevamente, en la encrucijada... allí no sé dónde ir ni a quién mirar. Atrás no veo respuestas, sólo escucho ecos... Adelante mío me miran con enojo y con un poco de pena, reproches van y vienen, me culpan de sus espectativas que no pude cumplir, me enjuician acusándome de que quiero vivir cada día distinto y que no sé distinguir el amor de cualquier sentimiento.

Pero, la verdad, es que no saben nada de mí, yo intenté ser lo que querían y no pude, porque no quiero eso para mi vida, no me es suficiente. No tengo malas intenciones, sólo estoy cansada de esto.

Y yo sé, yo sé lo quiero, yo quiero que me quieran como soy, no me pidan menos que eso, estoy cansada de esperar que me miren y me abracen sólo por el hecho de querer sin medir los méritos que hice para conseguirlo.

Ya no puedo esperar más y me voy, porque aquí no están mis sueños ni lo que necesito. Me voy para tener alas y volar sobre el mar, anidar en sus brazos, compartir mi mundo y dormir con él, quiero acercarme cada día a las tardes naranjas, de vez en cuando volver a mi hogar, sólo porque los amo por lo que son, y caminar volando, volando con la sensación de paz, con mi convicciones y en plena armonía con el mundo, contigo y conmigo misma.

1 Comentarios:

Blogger David dijo...

Muy bueno. Me he sentido igual que tú recientemente... no sé si todavía me siento así.
Con permiso copio parte de tu texto en mi blog, espero que tenga licencia libre.
Gracias, y seguiré lo que escribas.

noviembre 09, 2009 6:45 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal