viernes, marzo 30, 2007

Ojitos

Dicen que los ojos son reflejos del alma. Yo no lo creo.

En estos tiempos, se nos ha convecido involuntariamente de que el alma es intangible y tan abstracta como innecesaria, por esto hemos perdido su valor. Ahora sólo lo concreto es válido.

Si de un día para otro los ojos reflejaran el alma, nos decepcionaríamos de las apariencias y nos avergonzaríamos de nosotros mismos. Tendríamos que ocultarlos bajo grandes gafas, pues no resistiríamos andar con el alma expuesta al juicio de los demás.

Aunque, también podría ser la oportunidad para preocuparnos de los pensamientos que se refugian en el alma. Y quién sabe... Quizás, cuando nuestras miradas se cruzaran, dejaríamos de juzgar desde el bien y el mal, y nos esforzaríamos en comprendernos.

Quizás así dejaríamos de ser una apariencia y seríamos más humanos.

2 Comentarios:

Blogger Amaru dijo...

Vaya que te has convertido en toda una mujercita. Tienes toda la razón, no podría estar más de acuerdo contigo. Ahora hablas como si fueras toda una mujer, aunque siempre veo -sobretodo en tus ojos que sí te muestran por entera- que eres una niña. Quizás ese sea tu encanto: ser tan mujer y tan niña. Y tus ojitos, más de mañana que de tarde, siempre pueden verse tan lindos como los viste hoy. Ojalá sigas viéndolos como hoy, ojalá te guien por este oscuro mundo.

marzo 31, 2007 12:14 a. m.  
Blogger Angelique dijo...

Yo suelo bajar el rostro cuando tengo pena, miedo o vergüenza- y cuando siento mucho amor, pero no quiero que se me note-

Saludotes, Fabiii

Ah y me alegro de que tú también hayas sentido los días sin tiempo, ojalá no se den sólo una vez en la vida, quizá sea una suerte de estrella fugaz... a ver si de tanto ver el cielo capturamos otra :)

chau chauuuu

marzo 31, 2007 8:52 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal