jueves, octubre 25, 2007

Te fuiste sin voltear
















Alguna vez fue bello compartir la vida contigo. Mirar el cielo y sentir el viento. Amar, dormir, beber, reír, vivir. Volver a ilusionarme, volver a enamorarme y ser inmensamente feliz.

Y,sí, me equivoqué y te equivocaste. Te hice daño y tú también me lo hiciste. Lo vivimos todo... pero el amor no fue suficiente y nos separamos, luego intentamos lo imposible: romper los cánones de los términos de las parejas tradicionales... y, para variar en mi vida, una vez más, le doy la razón a la tradición y reconozco mi error. Sin embargo, no me arrepiento, porque yo confié en las palabras y en las antiguas promesas.

De toda maneras, aunque la vida, el resto y yo misma me mal(?) juzgue y me culpe compulsiva e irracionalmente, siempre sabré que fui fiel a mis ideas, a mis - y nuestras- promesas y a mis sentimientos.

Sólo tú y yo podríamos comprender lo que pasó, pero tú hoy ya no me escuchas, te vas sin voltear, sólo reconoces tu verdad como la única e indiscutible. Hoy tú me gritas y me apuntas con el dedo, no como si regañaras a una ex amiga, o a cualquier persona ni siquiera como a una ex pareja, sino como se le grita y se le apunta a una persona repudiable, a una persona que se odia, a una maraca y, por eso, me siento profundamente triste...

Pero todo pasa por algo, quizás, así, desde hoy me ahorro mis palabras y mis pensamientos sobre una imposible amistad o, al menos, una buena relación, como, insito estúpidamente debería ser después de tanto que vivimos juntos, después de haber sido tan importantes el uno para el otro, en fin.

Desde hoy me ahorro el juicio público y ya no es necesario que te haga más mis reproches y mi juicio aparentemente lunáticos e irracionales (y eso lo lamento mucho, pues nunca me convenciste de que era injusta contigo... eso es una pena, me hubiera gustado que me convencieras... pensé haber estado con alguien persuasivo y muy audaz con las palabras, pero ya qué más da...). Y como iba diciendo, así, me ahorro mis palabras, coléricas e hirientes, juzgándote, discutiéndote, hiriendote, "humillándote" como tantas veces me dijiste...

Así me ahorro mis palabras para ayudarte, mis palabras de cariño, mis conversaciones de la vida, de la objetividad, de mi familia, de la tuya, de mis amigas, de mis ideas distorcionadas y de las tuyas... así me ahorro el tiempo de tantos enojos después de discutir por msn, después de saber que no estabas estudiando, de saber que no habías dormido, que no habías ido a la U, de saber que no estabas comiendo, de que no ibas al doctor cuando te dolía la pancita, que estabas mal con tu familia, que tenías problemas, que necesitas un consejo para alguna conquista, me ahorro mis preocupaciones, me ahorro mis pensamientos después de leer un confuso mail, me ahorro tus incriminaciones, tus palabras de incertidumbre. Me ahorro la culpa y la pena.

Me ahorro de verte a los ojos y recordar tantas cosas lindas y de tenerte cariño.

Ahora, así, sólo recuerdo que te fuiste sin voltear, sin escucharme, sin un adiós, sin convencerme de que Amaru no es lo que pienso ahora.

2 Comentarios:

Blogger Smirko dijo...

Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

octubre 27, 2007 1:11 p. m.  
Blogger Smirko dijo...

No pasaste por mi blog buuuuuuuuuu

octubre 27, 2007 1:12 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal