miércoles, noviembre 18, 2009

Poesía

Llegando del trabajo, estudio, mientras estudio tomo café, entre sorbo y sorbo lo recuerdo a él, a veces me cae una lágrima, a veces me sonrío con alguna peculiar imagen del pasado. Me consuelo escuchando música, quiero fumar, pero eso no puedo hacerlo aquí. Pronto en mi espacio podré hasta tomarme un trago, porque con el café duele el estómago.

En unas horas, tengo prueba... una prueba de poesía, poesía romántica, como es esta vida conmigo, suficiente tengo con mi tristes días y, más encima, Machado me llena de melancolía, evocación, nostalgia... Habrá un hombre en el mundo tan sensible, tan sublime como él. Creo que no es posible ya. Los románticos pasaron de moda y el amor se puede joder en este momento. Ya no hay quién se dé el tiempo de hablar bellamente para la amada, y no es de ser un baboso, no, es buscar la imagen perfecta, breve y sencilla que representa los detalles y encarna el sentimiento, la pasión.

Es tan difícil encontrar las palabras para expresar lo que siento, nunca he sabido hacerlo y ya he perdido tanto...

Ojalá esta noche, pudiera encontrar la imagen perfecta para encarnar esto que tengo ahogado en la garganta, ojalá en esta noche las estrellas me dijieran que estás pensando en mí, como lo haces cada noche antes de dormir.

Ahora poesía, por favor.

1 Comentarios:

Blogger David dijo...

Hola Fabiola. A ver si te gusta esta poesía: Anclada a mi.
Tienes razón, la sensibilidad ya no se destila demasiado... pero hay mucha gente con corazón, sólo hay que saber encontrarla. Un beso!

Ah! Y me gusta mucho cómo te expresas, ánimo con el blog!

febrero 03, 2011 8:52 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal